Origen del Universo: La luz y João Magueijo (ID15)

“Pocas cosas hay en la ciencia tan sólidas como la teoría de la relatividad de Einstein” [1]

 

Cortesía de latam.aetn.com
Cortesía de latam.aetn.com

Una noche miraba un documental de Discovery Channel, cuando todavía ese canal me parecía interesante, titulado “La Física de João Magueijo” el cual me llamó poderosamente la atención.

Mientras disfrutaba del documental y los planteamientos atrevidos de João sobre “la velocidad dual de la luz”, que buscan dar respuesta a los latentes y vigentes misterios del origen del universo y su sorprendente comportamiento “súper simétrico” respecto a todas las leyes físicas que lo gobiernan, se quedó grabado en mi mente su lugar de nacimiento, y este fue la ciudad de Évora en Portugal. Unos años después realizando unos estudios en ese país, pregunté a un amigo ¿sabes dónde está la ciudad de Évora? Y me dijo, estamos a unas dos horas, e inmediatamente emprendí el viaje.

Al llegar a esa bonita ciudad de Portugal, con calles de piedra, el templo de Diana y llena de historia, me dirigí a su universidad principal, en busca de literatura y trabajos de João, con la desilusión de que no tenían material suyo allí, sino concentrado en la Universidad de Cambridge en Londres y uno que otro trabajo en su alma mater la universidad de Lisboa, la cual no pude visitar. Sin embargo a pesar de la negativa de la comunidad científica, los papers de João comenzaban a publicarse y a difundirse en mainstream.

Hoy en día, la luz y la gravedad que son radiaciones y fuerzas que todos damos por sentado y con la que interactuamos todos los días de nuestras vidas, aun esconden inmensos misterios que se remontan a su existencia misma. Como resultado de todo esto y sabiendo los estudiosos más profundos, que los recursos probabilísticos del universo observable ponen en jaque a la casualidad como autora de tanto orden, se han visto en la necesidad de ir mas allá y plantear teorías que incluyan recursos probabilísticos necesarios (infinitos) para explicar esta sinfonía de leyes que nos gobiernan y estos son los multiversos [2].

Cuando en el mundo científico nace un nuevo postulado, teoría o idea y esta se enfrenta a una ya existente que es asumida como la más aceptada por la comunidad científica, se da un enfrentamiento muy humano de defender lo conocido y seguro; sin embargo, no hay peor decisión que no proponer lo que se piensa y se cree por temor a ser enfrentado, al final la historia nos muestra que la verdad se alumbra con dolor casi todo el tiempo.

“No ha de sorprender entonces que una reseña sobre este libro publicada en una conocida revista de divulgación científica llevara el título de Herejía” [3]

Los planteamiento de João, que los analizaremos a profundidad más adelante y con los que particularmente no estoy de acuerdo en varios puntos, son la más clara evidencia del debate científico que envuelve el fantástico y controversial nacimiento de nuestro universo; nacimiento también refutado por algunos que prefieren la teoría del universo eterno, posición cada día más difícil de sostener dada la evidencia de los “ecos del Big Bang”. Lo más impresionante de todo esto es que gran parte de todo el análisis y los estudios tratan de entender que ocurrió el primer 1 x10^-43 seg o sea (una décima de millón de millón de millón de millón de millón de millón de millón de segundo).

Cortesía de wikimedia.org
Cortesía de wikimedia.org

De acuerdo a Alexander Vilenkin proponente del modelo basado en “cosmología inflacionaria”, en la primera fracción de segundo luego del Big Bang, nuestro universo experimentó una tasa de expansión exponencial, o sea muy rápida, para luego estabilizarse y comenzar a enfriarse. Estos planteamientos surgen fruto de dos características que retaban el modelo clásico del Big Bang, que son la uniformidad del universo y su composición si se quiere “plana”.

“Dos cosas me llenan de una constante y creciente admiración y asombro, mientras con mayor empeño me reflejo en ellas: los cielos estrellados fuera y las leyes de la moral dentro”

Immanuel Kant

Por homogeneidad los cosmólogos quieren decir que el universo luce similar para cualquier observador sin importar hacia donde se mire, y la base científica que sustenta esta aseveración es la conocida “background radiation” o la radiación cósmica, la cual tiene la misma característica a través de todo el universo observable. Cuando se mide la temperatura a través de la radiación en cualquier punto observable del universo la diferencia no es mayor que 1 en 100 mil partes de grado, esto implica que 300,000 años posterior al Big Bang ya el universo era impresionantemente uniforme en temperatura. Y al final lo que esto sugiere como única razón plausible conocida, son condiciones iniciales inimaginablemente precisas. [4]

cortesía de www.xtec.cat
cortesía de http://www.xtec.cat

Al igual que en la primera etapa de la serie “Origen de la Vida”, el propósito y la metodología de estos artículos será similar; llevar información recabada de los más prestigiosos centros de estudios del mundo así como también las voces científicas más calificadas y miles de páginas estudiadas de material científico; también la entrada exclusiva al CERN para este blog, con la finalidad de compartir con todos ustedes el estatus real de las premisas y teorías científicas existentes a la luz de un análisis crítico y de enfrentamiento de hipótesis, utilizando el método de la abducción, para científicamente y de acuerdo a las evidencias, accesar la tesis más plausible, lógica y sustentable desde una óptica puramente científica.

“Entonces nosotros todos debemos, filósofos, científicos y gente común, tomar parte en la discusión de la pregunta de por qué nosotros y el universo existimos. Si encontramos esa respuesta, será el mayor triunfo del razonamiento humano”

Stephen Hawkins [5]

Navegaremos por ideas fantásticas como la del universo que viene de la nada de Vilenkin, o la teoría del todo de Stephen Hawking junto a los multiversos, y para poner el aguacate al sancocho o la cherry al pastel, nos sumergiremos en el mundo de la física y mecánica cuántica, el principio de incertidumbre de Heisenberg y el antrópico, la ecuación de Drake, Copérnico, Kepler, Galileo, Newton, Einstein, Sagan, Hubble, en fin será este viaje toda una aventura que espero vivamos juntos.

[1] João Magueijo, Faster Than The Speed Of Ligh, p6

[2] Meyer, Signature in the Cell, Appendix B: Multiverse Cosmology and the Origin of Life

[3] João Magueijo, Faster Than The Speed Of Ligh, p6

[4] Koonin, The Cosmological Model

[5] Hawkins, A Brief History of Time, p191

Origen de la Vida: epigenética y el motor más eficiente (ID14)

flagellar%20motor

Nosotros los seres humanos tendemos a clasificar la importancia de un organismo por su tamaño. Erradamente pensamos que mientras más pequeño menos significante como ser vivo es. Pero resulta que estamos rotundamente equivocados y eso lo pone en evidencia no una bacteria sino un elemento de ella, y esto es el flagelo bacteriano.

En el año 1973 se descubrió que algunas bacterias nadaban mediante un movimiento rotatorio de un flagelo, como una especie de motor fuera de borda [1].

Las propiedades motoras del flagelo bacteriano son impresionantes. Primero el motor obtiene su energía a través de un flujo de ácido en la pared interior de las células, que genera a su vez un flujo de iones los cuales usa como unidad energética de operación, esto lo constituye el motor de mayor eficiencia energética del mundo [2]. El filamento tiene la capacidad de rotar a unos 1000Hz [3]. O sea 60 mil ciclos por minuto y detenerse en un cuarto de vuelta. Actualmente no ha sido ni cercanamente creado ingenierilmente un motor con estas capacidades y eficiencia.

La velocidad, el tamaño microscópico y la complejidad de este motor biológico es tal que no existe actualmente en el mundo un equipo que pueda ver con claridad y continuidad todos los pasos del motor para efectuar un giro, pero ya es sabido que a la bacteria E.coli le toma 26 pasos cada revolución [4]. Les cuento todo esto porque la complejidad biológica a escala microscópica es impresionante y cada día va en aumento el asombro con cada descubrimiento. También la forma como los seres vivos manejan la información es impresionante, dicha manipulación supera por mucho al más moderno de los data centers del mundo.

bacterial_flagellum_structureEn 1924 dos científicos alemanes hicieron un experimento con resultados intrigantes. A través de una microcirugía trasplantaron una porción de un embrión a otro, el segundo embrión produjo dos cuerpos, ambos con cabeza y cola, unidos por la barriga como siameses, esto sugería que algo en adición al ADN tenía profunda influencia en el desarrollo de un animal [5]. También en los años 1930 y 1940 el biólogo americano Ethel Harvey demostró experimentalmente como erizos de mar pueden llegar a desarrollarse hasta unas 500 células luego de ser removido el núcleo de sus células [6].

Ningún experimento ha demostrado que algún embrión se puede desarrollar totalmente sin ADN. Sin embargo estos experimentos muestran que hay otras fuentes de información que juegan un papel importante en el desarrollo inicial del animal.

En 2003 el MIT publicó unos ensayos titulados “Origination of Organismal Form: Beyond the Gene in Developmental and Evolutionary Biology”, en donde demostraban que los genes no eran los únicos que determinaban la forma tridimensional del animal, en cambio estructuras mismas de la célula pero no en el ADN, influían en dicho desarrollo, y le llamaron “Información Epigenética” del Griego “epi” que quiere decir “arriba o más allá”, o sea información que reposa más allá de los genes [7].

bacterial flagellaMüller y Newman hicieron una lista de preguntas que estos descubrimientos sugerían, como por ejemplo de donde se generó toda esa información en la explosión de la vida animal en el Cámbrico, que luego se convertiría en el tema central de su libro. Ellos manifestaron que el Neo-Darwinismo carece de explicación científica comprobable sobre el origen de los organismos porque precisamente no puede explicar de dónde se origina la información epigenética ni tampoco la información genética, dada que las mutaciones no cuentan con los recursos probabilísticos suficientes para crear la cantidad de información contenida en la diversidad biológica del planeta (ver ID3).

Una buena investigación científica debe cuestionarlo todo, entonces cabe la pregunta, ¿Es posible que mutaciones puedan alterar la información contenida en las estructuras donde la información epigenética reside? Primero, las estructuras donde la información epigenética reside como son los “arreglos citoesqueleto celular y los patrones de membrana celular” son cadenas mucho más largas que las bases del ADN, lo que hace que estas estructuras sean aún menos vulnerables a mutaciones sin perder funcionalidad, además de que las fuentes típicas de mutaciones como la radiación y los agentes químicos no les afecta. En segundo lugar Spemann y Mangold experimentaron alterando la información epigenética en la etapa previa al desarrollo embrionario, y toda alteración fue perjudicial, causó esterilidad como suele hacer el cuerpo para protegerse de mutaciones en la morfología, o simplemente murieron.

Demasiadas entidades envuelven el desarrollo animal y la respuesta ante cualquier alteración siempre es perjudicial. Si estos intentos fallidos de alteraciones son realizados con equipos de PhD’s, laboratorios de millones de dólares y siglos de investigación científica, imagine dejarle esa compleja tarea a las “carambolas de la vida”, un proceso sin guía, totalmente al azar y que luego de ser “seleccionado” debe ser fijado y traspasado a las siguientes generaciones. Algo probabilísticamente imposible de acuerdo a los conocimientos científicos que se manejan hoy día. Solo se explicaría el uso de esa tesis por miedo a las implicaciones que pudiese generar, como las de un diseñador detrás del más impresionante diseño conocido por la humanidad; porque ciencia es “ir hacia donde indique la evidencia” aunque no nos guste.

CERN experimentación en curso
CERN experimentación en curso

Nuestra locación en el universo y las características de nuestro planeta tierra juegan un rol protagónico en la existencia de los organismos. Experimentos han demostrado que los campos magnéticos tienen efecto “morfogenético”, o sea los efectos del campo magnético pueden influenciar en alterar la forma y el desarrollo de los organismos [8]. Por esta razón la serie “Origen de la Vida” da un giro y se vuelca al universo, donde todo comenzó.

Estaremos compartiendo “Origen del Universo” con información privilegiada y exclusiva para esta serie por parte de los más famosos centros de estudio, la visita de mi novia Perla de dos horas al CERN, conversatorios con científicos, pruebas de colisiones de Hadrones en tiempo real y la opinión de los científicos sobre: de dónde venimos; por qué estamos aquí; acaso somos fruto de la casualidad o del diseño inteligente; o por qué las leyes físicas son tan milimétricamente simétricas entre ellas y se balancean sobre un filo de precisión impresionantemente perfecto y necesario para alumbrar el universo y la vida misma. También lo que piensan los más prominentes científicos de la historia sobre ello, como Newton, Einstein, Sagan, Hawkins, Hubble. Y que piensan los científicos que investigan en el CERN, sobre hacia donde apunta la evidencia de sus descubrimientos sobre nuestra existencia, la casualidad y el diseño.

** Animación sobre Flagelo Bacteriano

https://www.youtube.com/watch?v=PlOfMifowP4

[1] Behe, Darwin’s Black Box, p70

[2] Macnab, Flagella and motility. In Escherichia coli and Salmonella, p123-145

[3] Berry and Armitage, The bacterial flagella motor. Adv. Microb. Physiol. 41:291-337. Lowe, G., M. Meister, and H. C. Berg. 1987. Rapid rotation of flagellar bundles in swimming bacteria. Nature. 325: 637-640.

[4] Sowa Y, Rowe AD, Leake MC, Yakushi T, Homma M, Ishijima A, Berry, Direct observation of steps in rotation of the bacterial flagellar motor. Nature. 437:916-919.

[5] Spemann and Mangold, Induction of Embryonic Primordia by Implantation of Organizers from different Species.

[6] Harvey, Parthenogenetics Merogony Without Nuclei.

[7] Müller and Newman, Origination of Organismal Form, p8

[8] Levin, “Bioelectromagnetics in Morphogenesis”.

Origen de la Vida: ¿cómo se construye un animal? (ID13)

Cortesía de http://tn.com.ar/
Cortesía de http://tn.com.ar/

Una joven Japonesa y su querido esposo Alemán se embargaron en la aventura de procrear juntos una criatura; la joven para su sorpresa da a luz dos hermosas gemelas idénticas, Anabel e Isabel. Ambas lucían hermosas y saludables; tres días después se dieron cuenta que algo andaba mal con Anabel, al detectársele una grave obstrucción intestinal hubo que dar la orden de operar de emergencia, su doctor sabiendo que esto podría ser causa de una enfermedad llamada “Fibrosis Quística” indicó un examen de su sudor. El resultado fue devastador, ambas niñas padecían la enfermedad y el pronóstico fue que no pasarían de los 10 años de edad y una vida condenada al dolor y las visitas al médico.

La Fibrosis Quística es una enfermedad recesiva en la que ambas copias de ADN, o sea la del padre y la madre deben estar alteradas y la criatura heredar ambas alteraciones. El doctor Francis Collins director del proyecto del ‘Genoma Humano’ tenía años estudiando y tratando de identificar cual era la MUTACIÓN que afectaba cual gen para producir tan mortal enfermedad. Luego de estudiar un gran número de familias que padecían la enfermedad, finalmente dieron con el hallazgo; el cromosoma 7 contenía el gen que al ser afectado generaba la Fibrosis Quística, la región de ADN a estudiar era de alrededor 2 millones de bases pares, el trabajo apenas comenzaba.

En 1989 en el jornal Science finalmente fue publicado el resultado de las investigaciones y con ello y un gran descubrimiento por parte del laboratorio del doctor Collins:

Normal:     AGTGGAGGTCAACGA

Fibrosis Quística:     AGTGGAGATCAACGA

Cortesía de www.ikerjimenez.com
Cortesía de http://www.ikerjimenez.com

Esto es una pequeña sección del gen CFTR, este gen normalmente codifica para una proteína que transporta sales y agua a través de la membrana celular de varios órganos. Pero si dos copias del gene tienen este error de escritura en la INFORMACIÓN que contiene, como esta mutación llamada (G551D), o sea la sustitución de una (G) por una (A), el resultado final es Fibrosis Quística, una enfermedad con frecuencia mortal [1].

A principios de Otoño de 1979, en el laboratorio Europeo de Biología Molecular, dos jóvenes genetistas Christiane Nüsslein-Volhard y Erick Wieschaus, generaron miles de mutaciones para investigar el genoma de decenas de miles de “moscas de fruta”.

La esperanza que tenían estos científicos de que esos experimentos divulgarán los secretos del desarrollo embrionario era alta. En lenguaje técnico ellos realizaron un proceso llamado “mutagénesis saturada”, y lo ejecutaron alimentando las moscas de fruta macho con un agente mutante poderosísimo compuesto por “Etil Metano Sulfonato” [2].

Observando los daños de las larvas, los jóvenes científicos pudieron darse cuenta de manera específica, cuáles genes regulan el desarrollo de las distintas partes del cuerpo de la mosca. Esa es la historia contada, difundida y que la mayoría de las personas conoce y es totalmente cierta. Pero a continuación les voy a contar la otra parte de la historia, esa que para ser descubierta debe ser buscada más allá de la superficie y de lo que nos cuentan los medios masivos de Información. Y claro, con ella surge información valiosa sobre cómo realmente se construye un animal.

En 1982 en una jornada de preguntas y respuestas para Christiane y Erick luego de una conferencia alguien preguntó, ¿Qué ustedes quieren decir cuando definen los resultados de las mutaciones como “fuertes”? A lo que respondieron entre risas “Bueno, fuerte realmente no quiere decir vivos, sin ninguna excepción las especies mutantes estudiadas perecieron deformes como larvas o mucho antes de alcanzar la edad reproductiva” [3].

“Solo mutaciones expresadas en la etapa temprana del desarrollo de un organismo podría producir cambios macroevolutivos a gran escala”

Keith Thomson, Yale University, Macroevolution.

La otra pregunta sería aún mucho más reveladora, cuando le preguntaron sobre las implicaciones que tenían sus descubrimientos para la teoría evolutiva y la construcción de una nueva especie a partir de otra diferente, respondieron “El problema está en que creemos hemos tocado todos los genes involucrados en especificar la forma del cuerpo de la mosca de la fruta, y por el momento estos resultados no son prometedores para la macroevolución. La siguiente pregunta sería, creo yo, cuales son o serían las mutaciones correctas para cambios evolutivos mayores, y la verdad no tenemos respuesta para ello”. Y hoy en 2015 todavía los biólogos evolucionistas no tienen una respuesta convincente a esa pregunta, ya que toda mutación que afecte la forma anatómica del cuerpo en la etapa de embriogénesis, termina en muerte, esterilidad o disfunción severa del animal. No representa ventaja alguna para un hipotético proceso de selección natural [4].

Recordemos que este problema no es nuevo, lo enfrenta Darwin y su teoría desde el momento mismo de la publicación de “Origen de las Especies” y él mismo lo manifiesta con respecto a la aparición repentina de especies en el período Cámbrico.

“Cambios macroevolutivos requieren de alteraciones en la etapa temprana de la embriogénesis”

Bernard John y George Miklos, Genetistas evolucionistas [5]

 

Cortesía de http://www.ferato.com/
Cortesía de http://www.ferato.com/

Este problema ha llevado al genetista John F. McDonald a bautizarlo como “La gran paradoja Darwinista” [6]. El apunta que los genes que varían naturalmente en la propagación de poblaciones parecen afectar solo aspectos muy pequeños en términos de “forma y funcionamiento”, sin embargo los genes que manejan los cambios mayores de forma y función, vitales para la macroevolución, aparentan no variar y si lo hacen es siempre en detrimento del organismo. En pocas palabras, los cambios que requiere la macroevolución para su ocurrencia, simplemente no son conocidos que se produzcan con éxito.

Ningún biólogo ha explorado el sistema lógico regulatorio del desarrollo animal de una manera tan profunda como Eric Davidson del California Institute of Technology, él descubrió que durante el ciclo de vida de un organismo las células contienen el mismo genoma, entonces debía existir un sistema primario que controlará la expresión de las células desde la etapa embrionaria hasta la adultez.

Lo que los evolucionistas llamaron por décadas “Junk DNA” o ADN basura ya que no codificaba para proteínas, en realidad es un sistema regulador/temporizador impresionante, para controlar la expresión genética como un reloj Suizo.

Davidson apunta que las redes genéticas reguladoras del desarrollo resisten las mutaciones porque están ordenadas jerárquicamente. Esto quiere decir que algunas redes controlan otras subredes y de dicha interacción depende especificar los ángulos y la simetría de toda la forma animal durante el desarrollo, estas dGRNs no pueden ser alteradas sin causar un daño catastrófico al organismo [7]. A pesar de que las mismas cambian dinámicamente a lo largo de las diferentes etapas del desarrollo embrionario.

Cortesía de http://prion.systemsbiology.net/
Red Genética de control de desarrollo embrionario Cortesía de http://prion.systemsbiology.net/

Para construir una nueva red de desarrollo a partir de otra existente, es necesario alterar la red existente con mutaciones específicas y combinadas en las que el azar no tiene ninguna posibilidad lógica ni probabilística de que lo pueda conseguir (ver ID3). Lo que representa otra de las tantas trabas de la selección natural y la evolución como generadora de la diversidad biológica de nuestro planeta.

Davidson dice que el problema de la explosión del Cámbrico no es solo el hecho de que no haya evidencia fósil intermedia o ancestral que se apegue a la teoría de la evolución y la valide, otro problema inmenso es de ingeniería; el problema de construir una nueva forma animal gradualmente, transformando un sistema tan intrincado de control como el de los sistemas genéticos de regulación de desarrollo o dGRNs, han demostrado ser a través de décadas de investigación a prueba de modificaciones, porque el sistema mismo está diseñado para que no sea alterado por mutaciones.

[1] Collins, The Language of Life, p23

[2] Meyer, Darwin’s Doubt, p255

[3] Meyer, Darwin’s Doubt, p256

[4] Meyer, Darwin’s Doubt, p257

[5] “Genoma en el desarrollo y la evolución”, p309

[6] McDonald, The Molecular Basis of Adaptation, p93

[7] Davidson, The Regulatory Genome, p16

Bosch, yaniqueques y domplines

cortesía de Acento.com.do
cortesía de Acento.com.do

Para Bosch la campaña de 1962 significó un reto inmenso, la tasa de analfabetismo en las zonas rurales según la ONE rondaba el 50% de la población [1]. Realidad bien conocida por él, dado que dicho elemento jugó un papel determinante en la forma como concibió su programa de gobierno y la estructuración de las políticas de estado que serían prioritarias en su breve mandato.

El programa “Alianza para el Progreso”, catalogado por muchos como herramienta de injerencia Norteamericana, fue definido por Bosch como “ni bueno ni malo”, iba a depender su calificativo de la forma como se usara y quienes fueran los beneficiarios finales, por lo tanto usando las ventajas que le otorgaba dicho programa, estructuró un plan nacional de alfabetización, asistido con ayuda audiovisual y con apoyo de instituciones experimentadas en el tema, lo que era para la época y región una idea de vanguardia, tanto así que hoy día lo sigue siendo dada nuestra posición vergonzosa en el ranking de sistemas educativos del mundo.

En el libro ‘’Dictadura con Respaldo Popular” el cual confieso es uno de mis favoritos, Bosch dice “Cada clase y cada sector de una clase tienen particularidades de conducta, y los líderes políticos que no toman eso en cuenta se llevan a menudo sorpresas mayúsculas” [2].  Una parte importante de los políticos dominicanos no sufre de arritmia histórica cuando se trata de alguna tendencia global que les lucre y les facilite el ejercicio de sus funciones, siendo coherentes con ese comportamiento han abrazado con entusiasmo lo que voy a denominar como “marketización de la política” y lo acuño de esa manera adrede porque es un legado del sistema capitalista moldeado por los Norteamericanos y su concepción de la doctrina del mercado, así como también su inefable aplicación para casi todo lo que interactúe con la sociedad.

Los partidos políticos han sufrido una crisis de planteamientos fundamentados en tesis políticas y sociológicas para pasar a vender celebridades, imagen y percepciones. Por supuesto que ante esa práctica es más útil conocer y estudiar cómo se comercializa y tiene éxito algún producto de belleza en el mercado, que estudiar y entender dinámicamente como las épocas van cambiando la forma como las sociedades piensan, sienten, demandan y reaccionan.

“Es necesario abordar el problema de comunicarse con esas masas. Esta es una tarea de importancia excepcional porque de ella depende que las capas que las componen adquieran la consciencia política que hace falta para que puedan actuar correctamente” [3].  Es evidente que Bosch manifiesta esto viendo a las masas como receptoras de información correcta y bien intencionada, para que sea utilizada como herramienta útil y puedan agenciarse un mejor porvenir, no con fines de manipulación, compra de consciencia o faltarles el respeto, sacándole en cara lo corriente de su forma de pensar; siendo causantes primarios de sus vidas de subsistencia los políticos miopes e ineptos que hemos tenido a lo largo de nuestra historia, que le roban a su propio pueblo, privándolos de educación y oportunidades  sin siquiera inmutarse.

La estrategia de cambiar una percepción que lastimosamente para el legado de Bosch, ha degenerado en que su partido sea visto como un traidor a los principios más fundamentales del ejercicio político decente; ha desencadenado dicha realidad una estrepitosa intentona de conexión con el pueblo a través de ingerir los alimentos que uno de los países más desiguales de la región consume, no queriendo esto decir que sean baratos, ya que, el harina, chicharrón y bacalao son productos al alcance de unos pocos. Para cerca del 45% de los dominicanos que pertenecen a la franja de la pobreza, estos alimentos son un lujo.

“Además de inteligente, es un pueblo de juicio claro y de inclinación natural a actuar con rectitud, y es un pueblo que sabe distinguir entre valores reales y falsos, y sobre todo distingue entre los que se proponen luchar por él y los que pretenden usar sus sufrimientos y sus esperanzas para escalar posiciones de mando, económicas o políticas. El pueblo dominicano admira la capacidad, la bondad, la honestidad, la lealtad a su destino, y reconoce esos valores donde quiera que estén”. Juan Bosch  [4]

El mundo cambia y las telecomunicaciones nos unifica. Ya es sabido por muchos que demandar gobiernos que mínimamente hagan su trabajo es una exigencia legítima y por demás democrática; también tenemos referentes de pueblos y gobiernos cercanos que han conseguido agenciarse un mínimo de sinceridad y respeto por parte de sus políticos. Nuestro país comienza a demandar eso y nuestros políticos no se dan cuenta o torpemente se resisten a entenderlo.

#Amanecerá

[1] Oficina Nacional de Estadística, ONE, Censos de Población y Vivienda, 1960, 1970, 1981.

[2] Bosch, Dictadura con Respaldo Popular, p157

[3] Bosch, Dictadura con Respaldo Popular, p221

[4] Bosch, Dictadura con Respaldo Popular, p229

Origen de la Vida: Mutaciones (ID12)

Cortesía de www.micronaut.ch
Cortesía de http://www.micronaut.ch

En Hollywood toda película se vuelve aún más intrigante cuando aparece un mutante; por ejemplo Las Tortugas Ninja, o formalmente “Las Tortugas Ninja Mutantes”, son un grupo ficticio de cuatro hermanos, tortugas antropomorfos. Cada una de las tortugas está nombrada en honor de artistas famosos del Renacimiento italiano: Leonardo (de Leonardo da Vinci) – azul, Raphael (Rafael Sanzio) – rojo, Michelangelo (Miguel Ángel Buonarroti) – naranja, Donatello (Donatello) – violeta, incluso su maestro, Splinter (Astilla en España), lleva el apodo de un importante pintor del Quattrocento, (Giovanni di Ser Giovanni, llamado «Scheggia», es decir “Splinter” (“Astilla” en España). Las Tortugas Ninja han inspirado el nombre de una tortuga prehistórica que tiene cuernos y una cola llena de picos. Los científicos ubicaron este animal en un nuevo género, Ninjemys, que significa la “tortuga ninja” [1].

La realidad que conoce la comunidad científica es otra, dice Francis Collins en su libro “The Language of Life”, que en el mundo de la medicina la palabra “mutación” siempre se refiere a algún desperfecto genético que degrada la funcionalidad de los sistemas biológicos. O sea, las mutaciones perjudican los organismos en una mayor y abrumadora proporción en comparación con las ventajas que puedan crear.

Por definición, cuando a un sistema de complejidad irreducible le falta un elemento pierde funcionalidad. Como la selección natural puede solamente “seleccionar” sistemas que se encuentran en operación tiene el agravante de que si algún sistema biológico no puede ser producido gradualmente sin perder funcionalidad, tendríamos que inferir que surgió como unidad integral, lo que significaría un grave problema para la evolución Darwinista [2].

En términos bioquímicos una mutación es un cambio en el ADN. Para ser heredada debe ocurrir en el ADN de una célula reproductiva. La mutación más simple ocurre cuando un nucleótido (son los elementos constitutivos del ADN) en un organismo es cambiado por otro nucleótido. También pueden ser agregados o dejados fuera en el momento del copiado del ADN a la hora de la división celular. Algunas veces miles o millones de nucleótidos accidentalmente pueden ser borrados o duplicados, y si ocurre en el mismo evento, también es considerado como una mutación simple [3].

Cortesía de www.ptcbio.com
Cortesía de http://www.ptcbio.com

Nuestro ADN es redundante, lo que quiere decir que contiene la misma información en varias regiones; gracias a eso la mutaciones simples generan pocos o ningún cambio en las criaturas, sin embargo otras veces pueden ser mortales. Lo que una mutación no puede hacer es cambiar todas las instrucciones en un solo paso, digamos construir un carro en vez de una moto.

El primer paso en determinar complejidad irreducible es especificando la funcionalidad y los componentes del sistema. Sus elementos deberán estar compuestos por varias partes y contribuir a la funcionalidad del sistema [4].

El asunto es que la complejidad biológica comienza con su unidad fundamental, la célula misma, donde la síntesis, degradación, generación de energía, replicación, mantenimiento, movilidad, regulación, reparación, comunicación, etc. Todas son funciones que toman lugar en cada célula y cada una requiere de la interacción de numerosos elementos. ¿Entonces, cómo podría explicar el mecanismo Darwinista la evolución de la célula misma? Si ésta aparece como un sistema articulado, funcional y sin ancestros más simples [5].

Los Neo-Darwinistas entienden el mecanismo de la evolución como uno que transforma organismos gradualmente, con modificaciones incrementales que como dijo Frazzetta “como una especie de cambio continuo, donde una condición estructural se derrite gradualmente en otra” [6].

Sin embargo Frazzetta siendo un experto en biomecánica y estudiando cuidadosamente como un animal trabaja, hizo un descubrimiento que para él fue revelador. En las Islas Mauricio encontró una especie de serpiente llamada “bolyerines”, tipo Boa, pero con una especialización anatómica no encontrada en otro vertebrado, la serpiente tiene su maxilar superior y estructura dental divida en dos segmentos, como rota a la mitad, unida por tejido flexible, nervios especializados para dicha estructura, huesos extras, tejido y un arreglo totalmente diferente de ligamentos. Esto le permite doblar hacia atrás su mandíbula superior y atrapar una mayor variedad de presas [7].

Frazzetta dijo: “encuentro muy difícil imaginarme una suave transición paso a paso de una mandíbula simple a una de condición dividida como la vista en la “bolyerine” [8]. Para que una mandíbula como esta fuese una ventaja para la especie requiere de todas sus partes operativas funcionando al mismo tiempo, sus ligamentos, tejidos, músculos, etc.

Cortesía de www.visualdictionaryonline.com
Cortesía de http://www.visualdictionaryonline.com

El grave problema para la teoría evolutiva es que la inmensa mayoría de las estructuras biológicas como el oído interno, los ojos, los órganos olfativos, los pulmones, los órganos reproductivos, el sistema circulatorio, la respiración celular, etc. Poseen múltiples componentes que operan como un todo y no funcionarían adecuadamente si solo uno de sus componentes les faltase [9].

Frazzetta entendió que cualquier sistema que dependa su funcionamiento de acciones coordinadas de varias partes, no pueden ser cambiadas gradualmente sin perder funcionalidad en detrimento de la especie. La selección natural actúa para preservar solo ventajas funcionales, los cambios que afecten la especie no permanecerán. Evidentemente la complejidad irreducible de la mayoría de nuestros sistemas pone a la evolución en jaque. Frazzeta lo manifestó de esta manera, “El problema de la evolución en sentido real, es la mejora gradual de una máquina que está en funcionamiento” [10].

Los biólogos han manifestado que las mutaciones son una especie de “error tipográfico” en una larga línea de código digital. Han descubierto que las mutaciones de manera abrumadora degradan la información contenida en los genes, que por el contrario producir alguna nueva función ventajosa, y la acumulación de mutaciones eventualmente degenerarían en perdida de funcionamiento, esterilidad o muerte [11].

Matemáticamente el mecanismo de mutación al azar sobrepasa en cientos de órdenes de magnitud al de producir algún gen funcional, y siquiera los 4 mil millones de años que tiene la tierra de existencia sería suficiente tiempo para lograrlo [12].

Rick Surrey y Deena Schmidt quienes son defensores del Neo-Darwinismo escribieron un paper titulado “Waiting for Mutations” donde basándose en modelos de población genética para calcular la cantidad de tiempo necesario para que solo “dos mutaciones” coordinadas sean posibles en la línea de “los homínidos”, descubrieron que hacen falta “216 millones de años” para generar y fijar una mutación de este tipo. Si supuestamente los humanos y chimpancés tuvieron su divergencia hace solo 6 millones de años atrás, imagine usted el problema infranqueable que esto sugiere para la teoría del ancestro común y la evolución [13].

¿Entonces, hacia donde apunta la evidencia, casualidad o diseño?

[1] www.Wikipedia.com

[2] Behe, Darwin’s Black Box, p39

[3] Behe, Darwin’s Black Box, p40

[4] Behe, Darwin’s Black Box, p42

[5] Behe, Darwin’s Black Box, p46

[6] Frazzetta, From Hopefull Monsters to Bolyerine Snakes?, p62-63

[7] Meyer, Darwin’s Doubt, p230

[8] Frazzetta, From Hopefull Monsters to Bolyerine Snakes?, p63

[9] Meyer, Darwin’s Doubt, p231

[10] Frazzetta, Complex Adaptation in Evolving Populations, p20

[11] Meyer, Darwin’s Doubt, p236

[12] Salisbury, Natural Selection and the Concepts of a Protein Space, p342-43

[13] Meyer, Darwin’s Doubt, p249

Origen de la Vida: complejidad molecular (ID11)

Diseño Óscar De La Renta
Diseño Óscar De La Renta

Cuando las mujeres son consultadas sobre las características que debe tener su hombre ideal, hay un elemento que es recurrente en la inmensa mayoría, y es la famosa cualidad de que “sea detallista”. Las razones por las que el detalle es tan importante para el ser humano es porque implica diseño y empeño en lo que se realiza, planificación y cuidado.

Desde muy pequeños desarrollamos una gran admiración por el diseño, lo que nos permite después de adultos inferirlo con mucha facilidad. Recuerdo que a la edad de 6 años vi un BMW M3 e36 e inmediatamente quedé flechado por el diseño de ese auto, para posteriormente admirar los Formula1, claro por su diseño.

En el mundo de la moda, el diseño es quizá el lugar donde se valora con mayor estima; nuestro querido Óscar de la Renta es una figura de fama mundial por sus diseños. Para nuestros espacios contratamos decoradores para que diseñen su composición, en definitiva el ser humano ama, valora y admira el diseño.

A medida que estudio sobre el origen de la vida y el universo, he quedado inmensamente sorprendido al descubrir la “súper simetría” de las leyes físicas y las impresionantes máquinas biológicas que hacen posible la vida.

La ciencia ha hecho enormes avances en comprender cómo la química de la vida trabaja, sin embargo, la elegancia y complejidad de los sistemas biológicos ha paralizado a la ciencia en términos de explicar sus orígenes. Hasta ahora no hay ninguna explicación material satisfactoria que explique el origen de los sistemas biológicos complejos [1].

Los problemas de la teoría evolutiva no se quedan en un registro fósil sin evidencias o la aparición repentina de todas las especies sin muestra ancestral alguna. A partir de la década de los 50’s el progreso en el área de bioquímica ha sido sorprendente, y las interrogantes para la evolución se han extendido; los beneficios que esto ha traído en la medicina, agricultura, etc. Han sido inmensos, sin embargo se ha pagado un precio por dichos avances. Y es que cuando los fundamentos no están bien arraigados, si se tambalea la base se estremece toda la estructura y muchas veces al punto del colapso [2].

Cuando se comenzó a dilucidar la forma y propiedades de las moléculas responsables de sustentar la vida, poco tiempo después con la acumulación de evidencias, quedó claro que la vida está fundamentada por “máquinas biológicas”, cables, poleas, engranajes, remolques, etc. casi toda pieza de ingeniería construida hoy por el hombre existe en nuestro cuerpo [3], solo que hecho por moléculas y muchísimo más sofisticadas y eficientes, algo así como un motor de Formula1 para fines de ilustración.

Si buscamos literatura científica sobre cómo la evolución puede explicar el origen de estas máquinas, nos encontraremos con un silencio sepulcral. La explicación del surgimiento y desarrollo de dichos sistemas, es una barrera impenetrable hasta hoy día para la teoría evolutiva [4].

En el Origen de las Especies, Darwin tiene un capítulo titulado “Dificultades de la Teoría” donde toca el tema de los “órganos de extrema perfección y complicación” [5], y señala que estos órganos, como el ojo, requieren de pasos lentos e innumerables generaciones que acumulen cambios benéficos graduales. Que un organismo como el ojo apareciera súbitamente en una especie sería un gran golpe para la teoría. -a propósito hace unos meses se publicó un paper donde científicos encontraron un pez fosilizado de hace 300 millones de años que ya veía a color, un problema gravísimo para la teoría de la evolución- [6]

Cortesía de iampleasant.com
Cortesía de iampleasant.com

A continuación les voy a describir a grandes rasgos el funcionamiento bioquímico del ojo, con el primordial propósito de poner en relieve la complejidad de alguna de las partes del coche de Fórmula1 que llevamos dentro. No se preocupe si no entiende demasiado, solo sopese esta maravilla:

Cuando la luz golpea la retina, un fotón interactúa con una molécula llamada “11-cis-retinal”, la cual en picosegundos se transforma en “tenas-retina”, el cambio en la forma de la molécula retinal fuerza un cambio en la forma de la proteína “rhodopsin” a la cual la “retinal” está fuertemente adherida, luego la proteína “metamorphosis” altera su comportamiento. Ahora llamada “metarhodopsin II”, la proteína se une a otra llamada “transducin”, que antes estaba adherida a una proteína llamada GDP, pero cuando “transducin” interactúa con “metarhodopsin II” la GDP se desprende y otra molécula llamada GTP se enlaza a “transducin”. Ahora GTP-transducin-metarhodopsin II se enlaza a otra proteína llamada “phosphodiesterase”, la cual adquiere la habilidad de cortar una molécula llamada “cGMP”, esto actúa como una compuerta para regular los iones de sodio en la célula, esto causa un desbalance de las cargas a través de la membrana celular, que finalmente genera una corriente que es usada como señal para ser transmitida hacia el nervio óptico y del nervio al cerebro, el resultado final que interpreta el cerebro es lo que llamamos “visión” [7]. Y ni mencionar cómo todo esto se revierte cuando cerramos nuestros ojos y nos quedamos a oscuras o la perfecta armonía de la bioquímica del ojo con su diseño estructural.

Los órganos de los seres vivos están compuestos de varias partes finamente acopladas y que interactúan entre sí para lograr un objetivo final que trasciende a las partes de manera individual, y si una sola de esas partes es removida, el sistema no puede realizar la tarea efectivamente [8].

Cortesía de jardinitis.com
Cortesía de jardinitis.com

Imaginen que yo tuviese la oportunidad de preguntarle a uno de los ingenieros de diseño de Fórmula1, de dónde proviene el motor del coche y que su respuesta fuese: “En un área inmensa nosotros arrojamos metales, fibras, polímeros, etc. Y con el paso del tiempo se iban combinando todos los elementos hasta que el resultado final fue el motor de combustión interna para coches más moderno del mundo”… por lo menos lo tildaría de bromista o en su defecto como prófugo de una clínica mental.

El primer paso para determinar “complejidad irreducible” es especificar la función del sistema y de sus componentes, para los fines usaremos el mismo ejemplo sencillo de quien acuñaría el término, Michael Behe, quien es PhD en bioquímica y profesor de ciencias biológicas, ilustró la complejidad irreducible con una ratonera.

La ratonera está compuesta de varias partes que permiten su funcionamiento:

  • Una base de metal o madera
  • Un gatillo y sujetador del señuelo
  • Un resorte
  • Una pieza en forma de U para atrapar la rata
  • Un gancho para sostener la barra con la fuerza que le imprime el resorte
  • Grapas para sostener los elementos

Si nosotros removemos cualquiera de estos elementos la ratonera simplemente no funcionaría para cazar ratones, por consiguiente este sistema es de complejidad irreducible para los fines que opera. Entonces, ¿de qué forma casual, al azar, ciega y sin propósito yo podría explicar razonablemente que un dispositivo tan sencillo como una ratonera, se forme mediante pequeños pasos, con un fin desconocido durante su formación y que esto signifique una ventaja para el desarrollo de la ratonera, si la misma no sabe qué será, ni tampoco cuál será su funcionamiento final?

Si usted cree que lo mostrado es poco, el mismo Darwin manifestó esto sobre las plantas, en una carta a Hooker:

“Nada es más extraordinario en la historia del reino vegetal, como me parece a mí, que el aparentemente muy repentino o abrupto desarrollo de las plantas”. [9]

Les aliento a ver esta animación sobre el funcionamiento del ojo humano y puedan comprobar la magnitud de su operatividad y diseño.

[1] Behe, Darwin’s Black Box, preface

[2] Behe, Darwin’s Black Box, p3

[3] Behe, Darwin’s Black Box, p4

[4] Behe, Darwin’s Black Box, p5

[5] Darwin, Origin of Species, p160

[6] http://www.livescience.com/49238-fossil-eye-cells-color-vision.html

[7] Behe, Darwin’s Black Box, p21

[8] Behe, Darwin’s Black Box, p39

[9] Darwin, The Life and Letters of Charles Darwin, p248.

Origen de la Vida: El Dr. Mateo tocó mi corazón

Cortesía de alcarrizosdigital.net
Cortesía de alcarrizosdigital.net

Cuando terminaba el bachillerato nos llegó una circular al aula, anunciando que comenzarían las evaluaciones psicológicas para que nos sirviera de guía en la selección de nuestra carrera universitaria; al momento de mi evaluación la psicóloga me dice que está un poco confundida con mis resultados porque no encontró una carrera predominante para mí.

Conversando con la psicóloga le dije, “me gusta la ingeniería, desde niño quiero ser ingeniero, pero también me apasiona el cerebro y el corazón, me gustaría ser psiquiatra o neurólogo, pero no me gusta la medicina; también me gusta la historia y la sociología, y la economía me parece interesante”. Al final las palabras de la psicóloga fueron: “mira mi hijo estudia lo que tú quieras”.

De adulto no he progresado mucho, decidí estudiar ingeniería porque a mi juicio es la que me responde la mayor cantidad de preguntas de las tantas que tengo, seguí leyendo sobre política con el profesor Bosch como maestro y sobre economía conversando con varios de mis amigos economistas, sin embargo había olvidado la medicina, esa pasión estaba dormida.

Hace unos 3 años conversando con una amiga, me extraño un inusual brillo en sus ojos y una cara mostrando mil sentimientos que aún recuerdo con claridad, y me decía “entrevisté al Dr. Mateo y lo amo!!! Es tan inteligente, cariñoso, amable, es que no puedo explicarte”, yo rápidamente intuí “ahh el doctor Mateo debe ser un médico joven, buenmozo y brillante y mi amiga ha quedado flechada”, cuando repentinamente me enseña su libro “Reflexiones y Anécdotas” y al ver su foto a pesar de la edad comenzaba a entender a mi querida amiga.

El doctor Mateo solo con su fotografía transmite una paz y bienestar atípico en estos tiempos de Ébola y corrupción, quedé inmediatamente cautivado por el libro de solo hojearle y leer la primera oración de la página que aleatoriamente fijaba. Sin pensarlo dos veces le dije a mi amiga, “desde que termines de leerlo me lo prestas” y efectivamente así fue; el doctor Mateo despertó nuevamente en mí esa pasión que de niño siempre tuve por el cerebro y el corazón, y grata sorpresa al encontrarme con todo un capítulo dedicado al cerebro, el doctor Mateo aparte de ser cardiólogo era un amante del comportamiento humano, también del efecto del amor o el odio en nuestra salud y los caminos inesperados que transitamos por la vida, y claro, ni hablar de una sensibilidad humana que con su partida dejará un vacío insustituible en esta media isla y algo más.

La serie “Origen de la Vida” es fruto de muchas cosas, es fruto de la curiosidad y el anhelo de descubrir cómo funcionan las cosas, pero más importante aún de la necesidad de compartir lo que se piensa puede ayudar a ver la vida desde una óptica más amplia y trascendental; es fruto de tratar de entender por qué el ser humano es lo que es, y sin dudas el doctor Mateo fue una chispa vital e importante para que hoy día esté tocando temas en esta serie que en muchos campos escapan a mis dominios profesionales, sin embargo, del doctor Mateo aprendí que no hay herramienta más fuerte para cumplir un cometido como el “amor”.

En las anécdotas de su libro, el doctor Mateo escribió algo que a pesar de mi mala memoria nunca olvidé, y parafraseándolo fue algo así: “En los más de 60 años de carrera, he podido constatar algo impresionante, y es la inmensa diferencia entre un paciente que tenga fe y crea que de alguna forma sanará bien, y otro desesperanzado y con amargura; la diferencia que tiene un corazón lleno de amor al momento de recuperarse de una cirugía o daño grave al cuerpo, versus un corazón amargado y triste, podría significar el éxito o el fracaso de una proceso de recuperación”. Si alguien lee el libro donde habla sobre este tema es muy probable que lea un texto con grandes diferencias a lo que he expresado aquí, sin embargo lo quiero dejar escrito así adrede porque es la forma como lo recuerdo. Por supuesto que no faltará el simple que piense que esto es solo fruto de neurotransmisores.

Al doctor Mateo nunca le conocí, la verdad, antes de que mi amiga me hablara de él no tenía ni idea del ser humano exquisito que fue, y a pesar de todo eso no pude escapar de que me hiciera una operación a corazón abierto sin siquiera darme cuenta.

Gracias doctor, por dejar una mancha indeleble de amor en todos los rincones al que llegó su nombre…

Origen de la Vida: Darwin y la explosión de información (ID10)

Cortesía de mentescuriosas.es
Cortesía de mentescuriosas.es

“Las diversas dificultades aquí discutidas… no encontramos infinidad de numerosas y precisas transiciones que cercanamente unan a todas las formas; la forma súbita en que aparecen varios grupos de especies en nuestras formaciones Europeas; la casi total ausencia, hasta el momento conocida, de formación rica en fósiles debajo del nivel Cámbrico, -todas son sin duda dificultades de la más seria naturaleza-” Charles Darwin [1].

Cuando uno estudia el libro más influyente de toda la humanidad luego de la Biblia, puede constatar que Darwin tenía un sentido de la observación impresionante. A pesar, de que no tenía ni idea de la complejidad biológica que supone cada uno de los elementos que hacen posible la vida en un organismo, dada la limitación tecnológica de la fecha, pero si, valiéndose de su poder de observación e inferencia, pensaba que si la selección artificial de cruces de animales podía generar tantas mezclas curiosas, entonces imaginen lo que podía hacer la selección natural a través de millones de años [2].

Como Darwin lo describe, la habilidad de la selección natural para producir cambios biológicos importantes, depende de la presencia de tres elementos.

  • Surgimiento aleatorio de variaciones biológicas
  • La capacidad de esas variaciones poder ser heredadas
  • La lucha por supervivencia resultando en mayor éxito de apareamiento contra organismos competidores [3].

A raíz de esas aseveraciones el 1874 “Atlantic Monthly” publicó “Evolución y la Permanencia de Tipo”, Agassiz explicó sus razones para dudar del poder creativo de la selección natural, “Pequeñas variaciones, nunca han producido “diferencias específicas” -cambio de especie-. Mientras, variaciones a gran escala, ya sean logradas gradualmente o súbitamente, inevitablemente resultan en esterilidad o muerte, como lo dijo, -es un hecho que variaciones extremas finalmente degeneran o se vuelvan estériles, como monstruosidades mueren-” [4].

“Me alude la manera en que especies pertenecientes a varias de las principales divisiones del reino animal, aparecen súbitamente en las rocas fósiles más bajas conocidas”. Charles Darwin [5]

Teniendo Darwin en contra la opinión del más importante conocedor de taxonomía y registro fósil de la época, era imperante encontrar esos organismos transitorios que pudieran demostrar con evidencia científica que su teoría era verdadera.

Cortesía de astrabio.net
Cortesía de astrabio.net

Por más de 3 mil millones de años los organismos vivos en casi su totalidad eran unicelulares o poco más que eso, bacterias y algas. Luego, hace unos 555 a 570 millones de años atrás, el primer organismo complejo multicelular aparece en el registro fósil, esta es la esponja, conformada por alrededor de 10 tipos de células diferentes, y solo 40 millones de años más tarde la “Explosión del Cámbrico” ocurre; repentinamente se llenan los océanos de animales con más de 50 tipos de células diferentes, un evento que para Darwin significaba un serio y grave problema. Pongamos esto en perspectiva, biólogos moleculares han estimado que un organismo unicelular mínimamente complejo requiere entre 318,000 a 562,000 bases pares de ADN, la mosca de fruta tiene 140 millones. Todo ese incremento de especies requiere de nueva información genética para construir nuevos organismos, y tal explosión de vida en un tiempo relativamente corto y sin rastro evolutivo alguno, sin dudas le quitaba a Darwin el sueño [6].

“De hecho, no puede ser dudado que todos los “Trilobites” del período Cámbrico son descendientes de algún crustáceo que debió haber vivido mucho antes de la era Cámbrica”. Charles Darwin [7]

Cortesía de image.slidesharecdn.com
Cortesía de image.slidesharecdn.com

La abrupta aparición de la fauna del período Cámbrico, también arroja una separada pero vinculante dificultad para la visión Darwinista del continuo “árbol de la vida” [8]. La cantidad de generaciones ancestrales que bajo esta visión de Darwin deberían haber sido encontradas por debajo de la capa fósil del Cámbrico es inmensamente numerosa, sin embargo es inexistente luego de más de 150 años de exhaustiva búsqueda.

Agassiz acotó “al final del día, las aves que Darwin cita como prueba del poder creativo de la selección natural, seguían siendo aves”. Cambios más significativos en la estructura anatómica de los organismos, requeriría según la lógica del mecanismo Darwinista, una cantidad no mencionada de millones de años, precisamente lo que no puede ser comprobado con la explosión del Cámbrico [9].

El “Brachiopod” exhibe una alta complejidad anatómica, con varios y complejos sistemas anatómicos integrados. Sus tentáculos de hecho, están cubiertos por “cilia*” colocados con precisión para generar y direccionar el agua hacia su boca [10]. Pero más sofisticado aún fue el “Trilobite”, con sus 3 lóbulos longitudinales sobre su cabeza, un cuerpo dividido en 3 partes, cabeza, tronco y cola, 30 segmentos… lo más dramático de todo son sus ojos compuesto, que les permitía un campo de visión de 360 grados [11].

“A la pregunta de por qué no encontramos ricos depósitos fosilizados pertenecientes a estos períodos que asumimos antes del Cámbrico, yo no puedo dar ninguna respuesta satisfactoria” Charles Darwin [12]

Cortesía de 3.bp.blogspot.com
Cortesía de 3.bp.blogspot.com

Si analizamos el panorama general de la vida sobre la tierra, nos damos cuenta que la misma es tan discontinua, las distancias entre los diferentes tipo son tan obvias, que como Steven Stanley nos recuerda en su libro “Macroevolution” [13]. “probablemente nos preguntaríamos si la doctrina de la evolución califica para algo más que para una teoría irracional” [14].

Sin las formas intermedias o transitorias para unir la enorme distancia que separa cada especie existente y grupos de organismos, el concepto de evolución no debió nunca ser tomado en serio como hipótesis científica [15].

En un lapso menor a 50 millones de años, iniciando hace alrededor de 400 millones de años, una alta proporción de todos los grupos de peces conocidos aparecieron en el registro fósil. Los primeros representantes de todos estos grupos, estaban tan claramente diferenciados y separados, que ninguno de ellos puede ser considerado en ningún sentido ni remotamente intermedio con otros grupos. Igual sucede con los primeros anfibios registrados hace 350 millones de años, ya extintos [16].

“Si numerosas especies pertenecientes al mismo grupo o familia, aparecieran a la vida todos juntos, el hecho sería fatal para la teoría de la evolución a través de la selección natural”. Charles Darwin [17]

La responsabilidad de Darwin como científico, debo admitir que me ha sorprendido, porque resaltar de manera tan enfática todos los problemas que en términos de evidencias podían hacer colapsar su teoría, es solo de hombres y mujeres grandes y responsables. Una pena que en estos días, esa especie de su grupo se haya extinguida o esté en peligro de extinción.

En los capítulos siguientes seguiremos examinando a fondo esta fascinante obra y los impresionantes hallazgos que ha hecho la ciencia desde sus días; descubriendo que la complejidad biológica y bioquímica supera la fantasía.

[1] Darwin, Origin of Species, p343-344

[2] Meyer, Darwin’s Doubt, p17

[3] Darwin, Origin of Species, cIV

[4] Agassiz, “Evolution and the Permanence of Type”, p99

[5] Darwin, Origin of Species, p339

[6] Meyer, Darwin’s Doubt, p163

[7] Darwin, Origin of Species, p340

[8] Meyer, Darwin’s Doubt, p12

[9] Meyer, Darwin’s Doubt, p12

[10] Www.ucmp.berkeley.edu/brachiopoda/brachiopodamm.html

[11] Www.geo.ucalgary.ca

[12] Darwin, Origin of Species, p341

[13] Denton, Evolution a Theory in Crisis, p157

[14] Stanley, Macroevolution, p2

[15] Denton, Evolution a Theory in Crisis, p158

[16] Denton, Evolution a Theory in Crisis, p164

[17] Charles Darwin, Origin of Species, p335

*más adelante hablaremos en detalle de la Cilia y el Flagelum bacteriano y su impresionante mecanismo de funcionamiento.

Origen de la Vida: respuesta a @Amandysha

Twitter sin dudas es una red social genial, expresar lo que piensas y tener reacciones inmediatas de personas que difieren y otras que están de acuerdo es una oportunidad genial para aprender, y el día de ayer no fue la excepción.

La serie “Origen de la Vida” que me propuse compartir hace unos 6 meses, sin dudas ha sobrepasado todas mis expectativas, anoche casualmente me leyeron en el último continente que faltaba conquistar, Oceanía, y leída en 29 países de todo el mundo hasta ahora, sin dudas este tipo de alcance toca personas de varias latitudes manifestando halagos y criticas diversas.

En esta oportunidad hago una especie de paréntesis para dar respuesta a una persona que admiro y respeto mucho, Amandysha, esa chica amante de la ciencia, tecnología, y seguro muchas otras cosas más; siempre está presta para compartir información veraz y con ánimos de arrojar luz, y en el día de ayer lo hizo conmigo en una discusión ya instalada sobre mi último artículo (ID9), cuyo contenido primario es la evolución Darwinista y el registro fósil.

Como muestra de la valoración que me merecen tus comentarios, te daré Amandysha, una respuesta como te la mereces, dándote mi mayor recurso, el tiempo.

fotor_wp_ss_20150114_0001(1)Este comentario fue el que dio inicio al debate y era referente a mi inferencia de “diseño inteligente” en el tema del origen de la vida y la refutación a la macroevolución como mecanismo plausible para explicar toda la diversidad biológica.

Aquí Amandysha me expresas algo que usaré como punto de partida a mi respuesta, y es “Es irracional dar explicación mágica”.

No es magia, es ciencia:

Screenshot (270)Primero debemos tener claro qué es el diseño, y en brevísimas palabras te puedo decir que es la interacción de un conjunto de elemento que de forma armoniosa logran ejecutar una función que es superior a la que podría ejecutar cualquiera de sus partes de forma individual, por ejemplo, un vehículo con ruedas, motor, trasmisión, volante y asientos definitivamente al verlo uno infiere que está diseñado porque sus elementos están integrados a un todo para ejecutar una función que trasciende sus componentes por separado.

fotor_wp_ss_20150114_0001(2)

En la fotografía Amandysha te muestro un pedazo de piedra, que si me la encuentro de seguro le pego una patada, sin embargo, los arqueólogos a través de sus evaluaciones científicas han inferido diseño, dicen que por la forma de sus bordes, dimensión y geometría, no pudo ser el viento y la erosión que le diera esa forma, sino una mente inteligente, una civilización humana antigua. Y cabe preguntarse ¿cómo es posible que se infiera diseño en un pedazo de piedra que aparentemente es muy probable que la casualidad y los miles de años la hayan moldeado en esa forma tan simple? Y la respuesta es relativamente sencilla: cuando vemos un elemento y además causas conocidas nos indican que puede ser utilizado para determinada tarea y  propósito, inmediatamente inferimos que fue diseñada. Y una lógica metodológica debe ser aplicada indistintamente de sus implicaciones filosóficas, ya que la ciencia se fundamenta en evidencias.

cell_structure

Entonces, usando los mismos criterios “científicos”, yo voy a evaluar con igual rigor una célula, solo con ánimo argumentativo.

En la superficie de la membrana querida amiga, las células tienen millones de compuertas, con control de entrada y salida por medio de claves químicas, regulando un flujo inmenso de variables. Ya dentro, la célula está llena de corredores con rutas definidas para cada sustancia y su respectivo destino. Un banco central de memoria en el núcleo y otras unidades de ensamblaje, transcripción, corrección y procesamiento de información. Plantas de energía generando contra demanda lo requerido. También un área para desechos y control de desperdicios con área especializada de salida de material nocivo, etc.

fotor_wp_ss_20150114_0001(5)

Pero lo más impresionante para mí Amandysha, es una cualidad que se podría decir es un sueño de la ingeniería y el diseño hoy, y es la “Autoreplicación” o como se conoce en robótica “Autómata Autoconstructivo”. Las células tienen la capacidad de reproducirse a sí mismas complemente en cuestión de horas! Imagínate una fábrica de autos que aparte de construir autos se pueda replicar ella misma al lado y ensamblarse para seguir construyendo autos y replicándose innumerables veces.

Entonces usando el método científico de la abducción y la “historical science”, mismo que utilizan los paleontólogos para evaluar sus hallazgos, que básicamente consiste en poner en disputa todas las tesis posibles que explicarían un fenómeno; valiéndome de causas “conocidas” que puedan generar el fenómeno y dada las evidencias de diseño que como raza humana conocemos, debo concluir que así como ese pedazo de piedra por sus características permite que los científicos infieran diseño, la complejidad celular debe evaluarse con igual criterio científico y sin sesgos o dogmas. La conformación celular sobrepasa toda capacidad tecnológica humana acumulada en miles de años. Y aunque exista la posibilidad remota de que la casualidad haya podido articular una célula –cuya probabilidad aprox. Es de 1×10^40,000, ver ID3/ID5- la inferencia con más apego científico y coherencia debe ser el diseño y no la casualidad.

fotor_wp_ss_20150114_0009

Monod dijo: No tenemos idea de cómo la estructura de una célula “antigua” es… la célula más simple conocida por nosotros para su estudio no tiene nada “primitivo”, no hay vestigios ancestrales discernible, sus mecanismos químicos y genéticos han sido los mismos siempre. (Monod, Chance and Necessity, p134)

Entonces bajo qué premisa sería razonable decir: El pedazo de piedra está claro que es diseñado, pero la célula no lo está!, es fruto de la casualidad, el azar, y las leyes de la naturaleza. Bueno, bajo la premisa de que no importando la “evidencia científica” esté prohibido filosóficamente pensar (lo cual es contradictorio en sí mismo) que algo influenciado por fuerzas o entidades desconocidas pueda existir. O como bien escribió Richard Dawkins en The Bling Watchmaker, “La biología es el estudio de cosas complejas, que aparentan estar diseñadas pero que no lo están”. Y me pregunto, ¿acaso un dogma puede estar por encima de la evidencia científica en el reino de la ciencia?, la regla de oro en filosofía de la ciencia es “buscar la verdad hacia donde apunten las evidencias”, no hacia donde yo quiero o creo que deban apuntar.

Finalmente ayer te comentaba Amandysha que “la razón” está limitada por lo que conocemos, y cuando desconocemos algo nos puede parecer mágico, sin embargo la percepción que tengamos y los paradigmas creados por una parte de la comunidad científica no son suficientes para descartar una hipótesis basada en rigor científico. La cantidad de científicos que adoptan el diseño inteligente como la razón más plausible del origen de la vida y el universo es inmensa, y si lees la serie te irás dando cuenta.

Por lo tanto amiga, haciendo uso del documento que me enviaste anoche sobre los “Sesgos Cognitivos” creo que una buena práctica es poner todas las versiones en disputa, evaluarlas de la forma más objetiva y científica posible, haciendo uso de la razón, sin miedo a que el resultado remueva la forma de como vemos y concebimos el mundo, es la forma de aproximarse a la verdad y es lo que trato de hacer con la serie “Origen de la Vida”.

Se queda un millón de cosas en mi cabeza que quisiera decirte, pero habrá tiempo mientras sigamos interactuando, por mi parte agradezco tu ferviente y genuino deseo de que prevalezca la verdad y no me cabe duda que indefectiblemente te irás acercando a ella, aunque no sea mi verdad.

“Un hombre honesto, armado de todo el conocimiento disponible, puede solo declarar, que el origen de la vida hasta el momento aparenta ser casi un milagro, son tantas las condiciones que debieron haber sido satisfechas para haber iniciado la vida de esa manera”. Francis Crick, premio Nobel, descubridor de estructura ADN. (Crick, life itself, p88)

 

 

Origen de la Vida: Darwin y el registro fósil (ID9)

Cortesía de virtual.unal.edu.co
Cortesía de virtual.unal.edu.co

“Solo una porción muy pequeña de la superficie terrestre ha sido geológicamente explorada, y en ningún caso con el cuidado suficiente” [1].

A pocos años de ser publicada la obra maestra de Darwin, la búsqueda de los eslabones perdidos de todas las especies se volvió una obsesión por parte de los arqueólogos. Otra idea que en este caso atrapó la imaginación de los biólogos y el público en general, fue embarcarse en la búsqueda de “eslabones vivientes” en las regiones no exploradas del planeta [2].

Algunos de los primeros intentos en la búsqueda de vida ancestral se realizó en el lecho marino de “Lofoten fjords” en Noruega y alrededor de la costa atlántica de Inglaterra, que en 1860 había revelado que algunas especies de criaturas marinas que se pensaban extintas hacía millones de años, estaban de hecho vivas en el suelo marino. A raíz de esto dijeron, “Y algunos de estos sobrevivientes podrían ser los eslabones perdidos que el nuevo concepto de la evolución requiere que hayan existido alguna vez” [3].

“El número de enlaces transitorios e intermedios, entre todas las especies vivientes y extintas, debe haber sido inconcebiblemente grande. Pero ciertamente, si esta teoría es cierta, todos han vivido sobre la tierra” Charles Darwin [4]

Cuando el HMS challenger partió en 1872 a cargo de la primera exploración sistemática a gran escala de la fauna del fondo marino hubo una gran emoción. Uno de los miembros científicos de la expedición registró, “cada joven y adulto que en el barco podía escabullirse en el congestionado grupo, quería ver lo que se había pescado” [5].

A medida que iban explorando la emoción disminuía, casi la totalidad de la pesca eran especies conocidas y cuando un nuevo grupo de organismo fue descubierto, se comprobaba invariablemente que era una especie distinta y en ningún sentido intermedia o ancestral en la forma que requiere la evolución [6].

“Nosotros continuamente sobreestimamos la perfección del registro geológico, y falsamente inferimos que, porque cierta cantidad de grupos o familias no han sido encontrados por debajo de ciertos niveles, los mismos no existieron antes de ese nivel” Charles Darwin [7]

En el lugar de las flechas deberían existir innumerables organismos transitorios de acuerdo a Darwin
En el lugar de las flechas deberían existir innumerables organismos transitorios de acuerdo a Darwin

En los días de Darwin solo una pequeña fracción de todas las capas fósiles de la tierra había sido estudiada, y el número de paleontólogos se podía contar con dos manos. Inmensas áreas no se habían explorado, como la Unión Soviética, Australia, África y Asia, por lo tanto era razonable esperar que organismos intermedios podrían ser eventualmente encontrados. Y esta era la principal defensa de Darwin a favor de su teoría.

La expansión de la actividad paleontológica ha sido tal que el 99.9% de toda la exploración se ha realizado en los últimos 100 años. Solo una pequeña fracción de cientos de miles de fósiles conocidos hoy estuvieron al alcance de Darwin [8].

“El número de variedades intermedias que han existido debe ser verdaderamente enorme. ¿Por qué toda formación geológica y todo estrato no está lleno de dichos enlaces intermedios? La geología ciertamente no revela ninguna cadena orgánica gradualmente afinada, y esto quizá es la más obvia y seria objeción que se puede argumentar en contra de la teoría. La explicación reposa, creo yo, en la extrema imperfección del registro geológico”. Charles Darwin [9]

A pesar del tremendo incremento de la actividad geológica en cada esquina del planeta y a pesar también del descubrimiento de muchas especies extrañas y de formas desconocidas, la “infinidad” de organismos intermedios o eslabones aún no han sido descubiertos, y el registro fósil sigue siendo igual de discontinuo como lo era cuando Darwin escribía “El Origen” [10].

Robert Barnes comenta, “el registro fósil nos dice prácticamente nada sobre el origen y la evolución de las familias y las clases. Formas intermedias son inexistentes, no descubiertas o no reconocidas” [11].

“A partir de todas estas consideraciones, no se puede dudar que el registro geológico, visto como un todo, es extremadamente imperfecto; pero si confinamos nuestra atención a cada una de las formaciones, se hace mucho más difícil entender por qué no encontramos allí variaciones bien definidas y graduales de alegadas especies que vivieron en el inicio y el final de dichas formaciones”. Charles Darwin [12]

Los círculos vacíos es el lugar donde debería estar la inmensidad de organismos transitorios inexistentes en el registro fósil
Los círculos vacíos es el lugar donde debería estar la inmensidad de organismos transitorios inexistentes en el registro fósil

La ausencia de formas transicionales en el registro fósil es dramáticamente obvia, incluso para alguien no especializado y sin ningún conocimiento en morfología comparativa [13]. Recordemos que la evolución Darwinista requiere de infinidad de mutaciones logradas al azar y sin ninguna influencia de inteligencia o propósito -con todo lo que esto implica, ver ID3- y las que fuesen beneficiosas de esas lentas y graduales mutaciones, se fijarían en la especie fruto de la selección natural, y dicho cúmulo de variaciones alumbraría toda la diversidad biológica, dígase todos los animales y las plantas que habitan la tierra serían fruto de innumerables organismos que se fueron perfeccionando a través de millones de años hasta lograr el impresionante funcionamiento que hoy conocemos, y me pregunto al igual que Darwin, ¿Por qué no conocemos ninguna especie en transición? O ¿Dónde está el mamífero terrestre que de acuerdo a la teoría evolutiva se fue convirtiendo en ballena? Y finalmente ¿Por qué repentinamente se ha detenido la supuesta macroevolución que genera cambios morfológicos o de forma corporal?, como comenta Michio Kaku.

Charles Darwin como científico responsable dedicó 1/3 de su obra a exponer las graves lagunas que debía sortear su teoría, sin embargo, esos temas a pesar de persistir como lagunas no son abordados por una comunidad científica que a mi entender ha defraudado a Darwin, caminando de espaldas a la evidencia científica y amoldando la teoría a posiciones dogmáticas.

La buena noticia es que la verdad siempre prevalece y con ella la ciencia. Las evidencias que cada día salen a la luz no hacen más que resaltar todos los miedos y dudas de Darwin, haciéndolo grande por haberlos reconocido antes, y dejando en una posición de mediocridad a gran parte de la comunidad científica del siglo XXI, que conociendo las evidencias y pretendiendo defender a Darwin lo que consiguen es pisotear y enlodar su gran obra “El Origen de las Especies”.

En los capítulos siguientes seguiremos profundizando la obra de Darwin, la morfología animal, la explosión de la vida y muchos puntos vitales para entender el “Origen de la Vida”.

“No pretendo negar que nunca sospeché qué tan pobre era el registro fósil en las secciones geológicas mejor preservadas, tampoco que la ausencia de innumerables enlaces transitorios entre las especies que vivieron al principio y cercano a cada formación, presionaran tan fuerte contra mi teoría”. Charles Darwin [14]

[1] Darwin, Origin of Species, p321

[2] Denton, Evolution a Theory in Crisis, p158

[3] Denton, Evolution a Theory in Crisis, p159

[4] Darwin, Origin of Species, p316

[5] Marshall, Aspect of Deep Sea Biology, p19

[6] Denton, Evolution a Theory in Crisis, p159

[7] Darwin, Origin of Species, p336

[8] Denton, Evolution a Theory in Crisis, p160

[9] Darwin, Origin of Species, p315

[10] Denton, Evolution a Theory in Crisis, p162

[11] Barnes, Invertebrate Beginnings, p365

[12] Darwin, Origin of Species, p327

[13] Denton, Evolution a Theory in Crisis, p166

[14] Darwin, Origin of Species, p335